Profesional Archives - luisaquino.com

Category Archives for "Profesional"

11 Sicología moderna y excelencia

Para que una persona que toca un instrumento logre mejorar cada día, se tiene que enterar si está tocando bien o si está sonando a mierda. Parece que la “sicología” moderna no permite que se le diga al estudiante que está sonando a mierda y los estudiantes esperan que uno se la pase diciéndole lo “lindo” que están sonando cuando sabemos que no es así.
A mí, en diferentes momentos, varios maestros me criticaron fuertemente mi pobre ejecución y fué precisamente eso lo que me motivó a mejorar.
Es una soberana MENTIRA eso de que la crítica le baja la autoestima al estudiante. Me refiero únicamente a momentos en los que se le dice “eso no es así, trátalo de este modo”, “eso suena mal, inténtalo así”, “eso sonó a mierda, míralo de esta otra manera”.
El mundo de la Música es MUY cruel y competitivo. Si no le endurecemos el cuero de la piel a los estudiantes, ¿qué clase de músicos y personas tendremos en el futuro? Si seguimos así, sólo desarrollaremos personas que no serán capaces de sobrevivir en el negocio de la música, ni serán capaces de tocar con excelencia, porque cuando se estaban formando, no se les podía decir que sonaban a mierda. Tremenda receta para seguir bajando el estándar en la ejecución y en la ética de negocio.
Los estudiantes necesitan saber si lo están haciendo bien, pero también necesitan saber, muy claramente, si lo están haciendo mal.

4 Desiciones (Parte 2)

He estado pensando un poco más en cuanto a mi comentario anterior donde hablé de mi desición de quedarme en Las Vegas hace unos años y rechazar la oportunidad con Count Basie.
Cuando estás fastidiándote practicando, tienes que coger dos guaguas y tomarte dos horas para llegar a la escuela, no tienes casi qué comer o estás frustrado porque algo no te sale en el instrumento, casi nadie te ayuda.
Cua

ndo tomas varias desiciones bien tomadas y las “casualidades” coinciden con trabajos bien hechos y crece en algo tu fama o prestigio (sea en la carrera que sea), entonces eres “orgullo de tu país”. Eso es una media verdad, pues, no creo que nadie en la música haga las cosas por traer orgullo a su país como su única motivación.
Muchos nos hemos dado cuenta que realmente los puertorriqueños como raza, últimamente, le hacemos bien más rápido a un extranjero que a nosotros mismos. Luego cuando un puertorriqueño hace algo bueno, entonces es “orgullo Boricua”. Bah!En todo en la Vida estamos tratando de sobrevivir, pero es aún más cierto en la música, pues somos pocos los que logramos vivir a tiempo completo de ella. No es fácil y más de una vez se me ha fastidiado el crédito y la he pasado mal de varias maneras, porque soy suficientemente terco como para quedarme en la música, pase lo que pase, gracias a Dios y a mi fuego interno.

Creo que sólo un deportista está pensando en traer una medalla a Puerto Rico y aún así, quien ganó la medalla fué ella o él, que se jodió entrenando y sacrificándose. La medalla no la ganó el país que estuvo mirando las Olimpiadas desde la comodidad de su sofá tomando cerveza.

Las cosas se logran por uno, con ayuda Divina o de quien sea, y tu logro, aunque es bonito que tu país te lo aplauda, sigue siento TU logro y el logro de esos tres o cuatro maestros, profesores, familiares y amigos que creyeron en tí, te apoyaron y lloraron contigo.

Los demás, sólo pretenden robarse tu crédito. Aprécialos, pero no te engañes.

Quien se jodió lográndolo, fuiste tú. Adicionalmente, siempre habrá quien te diga “lo lograste”. Tampoco te engañes, porque siempre falta más por hacer, hasta que nos toque morir. Adelante siempre, por favor.

1 Decisiones

En el 1987, me mudé a Las Vegas a hacer un show en un hotel. Me había dado de baja de la Universidad de Miami para hacer el show.
En la 2da semana de ensayos, recibí una llamada de un compañero trompetista, ofreciéndome la silla de Primera Trompeta en la orquesta de Count Basie.
Le contesté con dolor en el alma que a pesar de que tocar con Count Basie era un sueño en mi vida, tenía que decirle que no, porque ya había dado mi palabra en el show de Las Vegas.
Resultó ser que ese show duró algo así como 4 meses.
Pero sabes qué? Quien dirigía ese show, era el baterista, quien diez años después era el percusionista de Yanni y fué quien me recomendó para el trabajo con Yanni y probablemente es por ese trabajo que muchos de ustedes me conocen.
Si hubiera faltado a mi palabra, hubiera tocado con Count Basie (trabajo super importante) y nunca hubiera tocado con Yanni.
Nunca me enteraré qué hubiera pasado si hubiera dejado el show de Las Vegas para irme con Count Basie, aunque con la decisión que tomé no me fué mal, jeje.
Tu palabra vale mucho y nunca sabrás las ramificaciones de tus decisiones.
Cuidado con ellas.

23 Ahh, tecnología…

Aquí les propongo dos temas y ambos son complicados, pues tienen muchas versiones y variables, pero me interesa mucho su opinión al respecto.

1) Con los adelantos en tecnología, en donde casi cualquier persona que tenga poco o cero talento, con MUCHA edición se puede lograr que suene como un gran músico, sigo pensando que las grabaciones deben sonar a grabaciones y las cosas en vivo deben sonar a cosas en vivo.  ¿Es responsable dejar que la frontera entre grabación y “live” se siga borrando?

Y por otro lado,

2) ¿Hasta dónde es responsable alterar algo mal tocado cuando se edita en vez de simplemente grabarlo otra vez, hasta que salga bien?  Es casi una pregunta retórica, pero, ¿deberíamos ver a la música grabada como vemos las fotos, en donde hay quien usa “Photo Shop” a morir?  No me malinterpreten, aprecio los adelantos en tecnología y me encanta el “copy and paste”, pero me pregunto, hasta dónde deberíamos aprovecharnos de la tecnología?  ¿No deberíamos practicar más para que nos salgan más fácilmente la cosas difíciles de tocar?

29 En cuanto a las rutinas de estudio

La idea para este artículo surgió cuando le contesté a una persona que me escribió en Facebook haciendo una pregunta muy interesante.  La persona preguntaba en cuanto a un “debate” entre trompetistas tratando de descifrar cuál es la rutina ideal para mantenerse y desarrollarse en el instrumento.  Según él, unos decían que notas largas, otros decían que Stamp, Maggio, Arban’s, etc.  Pero no habían podido llegar a un acuerdo.  Adicionalmente, habló de una situación muy común y es que muchos de ellos solo cuentan con un máximo de dos horas diarias para practicar sus instrumentos.  El me preguntó mi opinión al respecto y esta fué mi contestación:

“Ese tipo de discusiones es muy común entre trompetistas.
Muchos buscan el ejercicio milagroso, la receta perfecta, la solución ideal para lograr tocar como Fulano de Tal, o simplemente, lograr sus metas en el instrumento.
Resulta que NO hago rutinas. Veo las cosas de una forma diferente en cuanto a este tema.
Piensa en esto: ¿De qué me vale decirte que estudies el Arban’s, Colin, Stamp, Maggio etc, si ni siquiera te digo cuáles ejercicios de este libro debes hacer y en qué orden? Si te digo cuales ejercicios hacer y en qué orden, ¿qué tal si en tu caso alguno de estos libros resultaría perjudicial? ¿Qué tal si en tu caso el problema es uno y en otro estudiante el problema es otro?  Las “rutinas” son una guía buenísima, pero pueden ser un arma de doble filo si se hacen “por hacerlas”. Todos los estudiantes de trompeta son diferentes, tienen diferentes necesidades, diferentes metas, diferentes líos sicológicos, diferentes niveles de talento. Por eso mismo, lo que le funciona a uno, no necesariamente le funcionará a otro.

No es real pensar que existe una rutina mágica o ideal que funcionará para todos y cada uno de los trompetistas del Universo. NO EXISTE.

Es por esto que hay que tener mucho cuidado con estas discusiones, ya que mientras la mayoría discute tratando de probarle a los demás que sabe más que ellos, los más analíticos y listos, se mantienen lejos de la discusión, callados practicando, analizando y descifrando qué realmente les funciona a ellos y así, logran avanzar más y más lejos que los que se mantienen solamente discutiendo, tratando de demostrar sabiduría. Al final del día lo que importa es llegar a la meta.”

Esa fué mi contestación a aquella pregunta.  Sin embargo, no creas que estoy en contra de las rutinas.  Al contrario.  Mi punto es que hay muchas combinaciones de ejercicios para lograr metas en el instrumento, y en mis primeros años como trompetista, las rutinas me vinieron MUY bien.   Donde hay que tener cuidado es que llega el momento en que las rutinas funcionan para MANTENERTE.  Si quieres desarrollarte más en el instrumento, va a llegar el momento en que tengas que ver las cosas de otro modo.  Descifrar, analizar, escudriñar y descubrir qué te llevará al próximo nivel.  A veces, tendrás que hacerlo solo, porque el maestro muchas veces está limitado por lo que le dicta un currículo en la institución o a veces, simplemente, el maestro no puede enseñarte lo que necesitas.

Este tema es largo y se que no termina aquí, pero espero que este artículo ayude a aclarar algo en tu (nuestra) eterna búsqueda.

5 Por qué no grabo en Demos

Quizás esto le suene raro a algunos, pues los Demos son muy necesarios en la Industria de la Música.
Mi punto de vista en cuanto a esto es que cuando te llaman a grabar en un Demo, por supuesto que no tocas menos bien ni con menos intensidad ni musicalidad.  Uno toca con todo, igual que siempre.  Además, inviertes (o pierdes) exáctamente la misma cantidad de tu tiempo grabando el Demo que grabando la versión oficial.  Luego, cuando ese Demo logra un lugar en una producción, quien te llamó casi llorando y con muchísimo apuro para el Demo, se olvida de tí.  Me ha pasado.

Así que hace años decidí que NO grabo en Demos para otras personas, al menos no por una tarifa baja y menísimos de gratis.  Cuando me llaman para uno, cobro la misma cantidad que si fuera el tema para la Producción.

Adicionalmente, muchas veces ni es necesario usar la orquesta completa para un Demo, pues el concepto “Demo” incluye la aceptación de que tendrá sonidos electrónicos de mala calidad y ningún o casi ningún instrumento real (al menos, así lo veo).   El propósito de un Demo es mostrarle al cliente potencial una letra, una idea musical o concepto de producción.

Se que algunos de ustedes han vivido historias de horror en cuanto a esto.

2 Sugerencia para arreglistas y copistas

En todos los arreglos hay secciones que repiten varias veces,  ya sea la introducción, el cuerpo del tema, el coro, el Mambo, etc.   Recientemente, he observado que una mayoría de arreglistas o copistas han dejado de especificar claramente cuántas veces se supone que repita la sección.

Es cierto que si la sección se toca un total de 4 veces, se escribe “1. 2. 3.” en la primera casilla y “4.” en la última casilla.  Por ejemplo:

Eso está bien, pero cuando uno está leyendo a primera vista, ya sea de sustituto o porque no hubo ensayo, uno necesita toda la ayuda posible, porque hay mil cosas en las cuales uno tiene que estar pendiente.

Sería de gran ayuda si se especifica el total de las veces que la sección va a repetir, escribiendo el número al principio de la sección a repetirse.

Por ejemplo:

Se usa la “X” por “tradición.  No se si es que se cogió prestado del inglés “4 times” o algo así, pero la “X” funciona.

Sea como sea, especificar la cantidad de esta forma, ayuda grandemente para uno no seguir a la última casilla , cuando se debería estar  repitiendo.  Así, vas a tener la Banda completa en el mismo sitio.

Gracias.

11 Practicar con o sin sordina

Muchos compañeros me han preguntado qué pienso en cuanto a practicar con sordinas hechas para eso.  Se que hay muchos que las usan y quiero hablar de mi experiencia con ellas.

Todas las veces que uso sordina de práctica por LARGOS períodos, siento que “algo anda mal” cuando luego toco sin ella.

Más específicamente, me sucede lo siguiente:

1. Fallo demasiado (3 ó 4 notas de cada 10)

2. Se me hace mucho más difícil ajustar la afinación de las notas

3. Se me hace demasiado difícil percibir el centro de las notas en mi boca antes de tocarlas (en cualquier registro)

4. Siento mi sonido sin centro (regado)

5. Siento mucha menos flexibilidad disponible para tocar, como si la boca estuviera totalmente rígida

6. Mi uso del aire no se siente bien para nada, porque con la sordina no puedo usar el aire normalmente, sin “romperme” algo interno (testículos, por ejemplo…?).

Esto representa un dilema para quienes el practicar sin sordina significa tener problemas con los vecinos, con su pareja o solo pueden practicar tarde en la noche o de madrugada.

Una posible solución sería practicar una parte de la “rutina” con la sordina y otra parte solo con la boquilla, cubriendo el “backbore” con una toalla.  No es una solución perfecta, pero atenúa bastante el sonido (en este caso, es ruido) y aún usando la boquilla de esta forma, es “menos malo” que usar la sordina de práctica para toda la “rutina” usual.

Antes que alguien me pregunte qué marca de sordina recomiendo, tengo varias y todas se sienten bastante parecido.  No voy a recomendar marca alguna, pues no valdría la pena.

Dicho esto, hay algunos compañeros que utilizan la sordina tipo Copa (Cup Mute) para practicar y aunque atenúa menos y quizás no elimine los problemas con los vecinos, la sordina de Copa es muchísimo más eficiente y menos peligrosa para el labio.

Espero que esto ayude.

2 Algo muy curioso

Ha habido varias personas que me han escrito en cuanto a que su grabación favorita de mi época de grabar Merengues en los ’90 es “Me olvidé de vivir” de Toño Rosario.  Estas personas han mencionado cumplidos en cuanto a mi sonido, brillo, etc en esa producción y eso me puso a pensar en algo que me voló la cabeza al recordarlo:

En esa producción, toqué con bastante MENOS volúmen de lo usual para mí en esa época y es cierto que la calidad de sonido salió mucho mejor.  Esto debería ponernos a pensar cuando vengan los momentos en que queremos tocar más duro que la Vida misma.

57 Dinero en los “tiempos malos”

Depende a quién le preguntes, estamos en tiempos malos o en tiempos muy buenos.  En cualquier momento en la Histora, siempre hay a quien le va mal y a quien le va bien.  No solo en lo económico, sino en todos los aspectos de la vida.

Este artículo se trata de lo económico y quizás, roza un poco en lo ético y hasta en lo moral, relacionado a lo económico.

En la vida, a veces se gana y a veces se pierde.  Los que escogimos esta carrera, entendemos y conocemos muy bien las pérdidas. Es como si la gente en general quisiera que perdiéramos, pues poca gente en la sociedad está de acuerdo cuando uno anuncia que quiere ser músico de modo profesional.  Estoy seguro que muchos de nosotros cuando éramos adolescentes escuchamos “consejos” de parte de algún familiar sugiriendo que ser músico no es una carrera estable.  Como sabemos, ningún trabajo o carrera hoy en dia es “estable”.

Quizás ahí, con ese implante de negatividad, comienza el por qué algunos compañeros permiten que a lo largo de su carrera, los sigan contratando cada vez por menos y menos dinero.

No soy el más caro que cobra, pero tampoco el más barato.  He estado en trabajos que pagan poco y en trabajos que pagan muy bien y no recuerdo haber hecho algún trabajo en el que me diga a mi mismo: “De verdad que me pagaron demasiado por este trabajo”.  Siempre hay quien sabe lo que vale tener un buen músico en su orquesta o producción.  ¿Cómo es entonces posible que en el año 2010 haya quienes se siguen regalando por ahí?  Me refiero a quienes siguen tocando por salarios del año 1980 ($50 por un baile, $100 por un baile, grabando trompetas por $50 ó menos?).  Acompañando a más de 3 artistas por $200, $300 ?  ¿Acaso no se respetan a sí mismos?  ¿Acaso piensan que las cosas están realmente tan “malas” que hay que regalarse?  ¿Acaso no respetan a los demás compañeros?  ¿Es esta una época de “Sálvese quien pueda”?

Este año he dicho que no a ciertos trabajos porque entiendo que la paga no es justa por el trabajo a realizar, y siempre ha habido quien haga esos trabajos.  “Los desechos de una persona son la comida de la otra”.  Suena feo, pero es la realidad de la vida en muchísimos aspectos.  Aclaro que cuando comenzaba, muchas veces fuí quien trabajó “los desechos” de otros, pero tampoco cobré menos que otro a propósito para quedarme yo con el trabajo…  Hay unos pocos que hacen eso consistentemente.

Recuerdo en los ’80 que en Puerto Rico se pagaba menos que en Miami por grabaciones de salsa y hablé con el productor en ese momento y logré que se igualara la paga a lo que pagaban en Miami para los que grabábamos en Puerto Rico.  Hoy en dia, parecería que la competencia es a ver quién cobra menos.  No podemos seguir en esas, porque se van a seguir aprovechando quienes entienden cómo reducir gastos y ganar más ellos.  Esas personas no entienden que es bueno mantener a los músicos contentos.  Nuestra importancia es muy menospreciada por algunos, y a veces hasta por nosotros mismos.

En los negocios, los que están a cargo buscan ganar lo más posible, como es debido, pero en el mercado Latino, ufff, se pone difícil la cosa generalmente.  ¿Cómo es que en el mercado americano se juntan 4 personas a escribir una canción y todos ganan?  La mentalidad Latina es “todo para mí, nada para tí”.  Por eso, muchas veces vemos espectáculos de mala o mediocre calidad, malos sonidos, malas escenografías, grupos sonando como si fueran bandas de principiantes.  Para una producción en vivo o grabada, lo más barato ahora puede resultar en lo que garantice que no haya más ingreso en el futuro, porque la falta de calidad es detectada por cierta parte del público, quienes no comprarán ese producto de nuevo.  Es mejor el 20% de mucho que el 100% de nada.

El regalarse ocurre también en conciertos Cristianos.  Ese mercado (no dejen que alguien les digan lo contrario) genera MUCHO dinero.  ¡MUCHO!  Tengo entendido que hasta su propio sistema de “Payola” tienen.  Se llama “Donación” y hay que pagarla para que te toquen tu tema en sus emisoras.  Recientemente hubo un concierto Cristiano aquí en Puerto Rico en el Coliseo.  Estoy seguro que había al menos 18,000 personas pagando, había auspiciadores invirtiendo y también estoy seguro que las taquillas NO eran a $5, sino mucho más caras.  ¿Cuánto cobraron los músicos de ese concierto por acompañar a más o menos 4 artistas y tocar un total de casi 40 canciones?:  $450 incluyendo los ensayos.  Permitieron que los cogieran de pendejos en el nombre de Dios.

Esto que escribo es muy fuerte, lo se.  Creo que ofenderá a algunos, pero no me importa, porque todos nosotros nos quejamos y seguimos en las mismas.  Yo soy uno de muchos que se ha quejado, uno de muchos a quien han cogido de bobo, uno que ha visto cómo con una sonrisa, se quedan con dinero que es para nosotros y nos siguen abrazando cuando nos saludan.  ¿Hasta cuándo?

En mi cuenta de Facebook he escrito sobre esto anteriormente y algunos de los que comentan son de los más barato que están cobrando por ahí.  Explíquenme eso…

Es cierto que no son los ’90, no hay aquella bonanza económica.  Los sueldos se han reducido, hay gente perdiendo sus trabajos todos los dias, pero eso ha ocurrido en todas las épocas, aún en las de bonanza.  Eso no quiere decir que por sobrevivir tenemos que cobrar más y más barato cada vez.  Los productores de espectáculos han sentido el golpe también, pero hay otros lugares en los que se puede economizar en vez de estar pagando menos y menos a los músicos.  Teniendo 10 alcahuetes menos, por ejemplo.

7 Edad y música

Originalmente escribí este artículo cuando tenía 43 años.  Ahora (junio de 2016) tengo 49.

Dándome cuenta que el reloj no perdona a nadie, especialmente a los que se ponen Botox cada pocos meses y se ven bastante mal y hasta más viejos, decidí añadirle un par de cosas a este artículo.

A mi edad es muy real que el reloj solo va hacia adelante y me alegra que he logrado seguir vigente en mi carrera, a pesar que en Latinoamerica no se respeta a las personas que van entrando en edad.

Si eres joven, no creas que permanecerás de la misma edad toda tu vida.  Quizas no has pensado que como trates a los mayores hoy, te tratarán los más jóvenes a medida que te vayas poniendo “viejo”.

Si eres “viejo”, deberías saber que hay viejos que se convierten en Leyenda.  Una buena meta es conventirse en uno de esos.

Si eres joven y te mercadeas como “lo nuevo”, o como “lo juvenil” y por tu joven edad piensas que eso te hace mejor que el resto del Planeta, cuando pasen unos pocos años, ya no serás “lo nuevo”.  Siempre habrá otros más “nuevos” que tú.  Entonces, ¿qué se hace?  (pregunta retórica).

Lo más importante y útil que podrías estar haciendo es tu trabajo lo mejor posible y no hablar tanto acerca de cómo tu edad te “cualifica” para estar en donde estás en este momento.

Es hasta peor si dentro de tí sientes que mereces estar en el grupo Tal o trabajo X, en vez del “viejo” ese.

Eso es envidia.

La lista de cualificaciones es más larga que solo “juventud”.

Recuerdo cuando era yo el más joven en todos los trabajos que hacía.  Hay vídeos por ahí de cosas que hice cuando tenía 15 años (claro, hay muchos que han empezado siendo más jovenes que eso).

Empecé a grabar profesionalmente siendo muy joven y cuando la línea de músico de estudio y músico de grupo estaba bien definida.  No recuerdo haber tratado a los músicos mayores que yo con algo que NO fuera respeto.

Siempre me callé la boca e hice lo que me decían.  Así, calladito, aprendí.  Hoy en dia, sigo aprendiendo, aunque ahora muchas veces soy el mayor o uno de los mayores en los trabajos que hago.

Y me gusta eso porque soy parte de esas energías y ganas que traen los más jóvenes y eso, combinado con mi experiencia, crea cosas muy buenas en tarima o el estudio.

Soy muy afortunado que a los sitios que voy a trabajar o enseñar, los jóvenes (y no tan jóvenes) me tratan con mucho respeto.  Asumo que es en parte por mi experiencia, trayectoria, les gusta como toco, o simplemente son personas respetuosas y he tenido suerte.  Aparte que según yo, soy repetuoso también.

A los que se han dado cuenta que el reloj NO discrimina, los felicito.   A los que se creen que son viejos porque tienen la edad X, no se sientan mal con ustedes ni se crean que no merecen trabajar o no merecen cosas buenas en la vida.  Todo lo contrario.

En los países latinos no respetan a sus viejos tanto como en otras culturas (la Oriental, por ejemplo).   Pero a tí, que te sientes viejo teniendo solo 30 años, te reto a que sepas que la experiencia da cosas que la juventud por sí sola, no te puede dar.  Aprovecha y gózate la vida.  Cada año es bueno.

Los que hacen ruido diciendo que son jóvenes, se darán cuenta quizás muy tarde, que la edad no tiene mucho que ver en esta carrera.  Cuando uno se pone la trompeta en los labios para tocar, lo que importa es lo que salga por la campana.  A no ser que se trate de un show donde haya que saltar y hacer acrobacias.  En ese caso, alguien más joven tiene ventaja.

Pero para grabar o tocar un show donde sólo se ensaya una vez, la edad no importa.  Más importa la disciplina, talento, conocimiento, respeto a la música, ser capaz de seguir instrucciones y estar consciente que estamos allí para lograr que la música suene a cierto nivel.

Busquemos siempre excelencia y cuando la logremos, no pensemos que es por nuestra edad.  Sepamos que es por muchos factores combinados.

¡Adelante siempre!

44 La importancia del 2da trompeta

La mayoría de los trompetistas quieren ser o llegar a ser 1eras trompetas.  Ha habido situaciones en las que dos trompetistas llegan a un trabajo y ambos quieren tocar el libro de 1era trompeta.  Llegan a casi discutir por el dichoso libro.  ¡Qué estupidez!  Es gracioso que en este caso, el que terminó tocando segunda trompeta, le puede hacer la vida tremendamente miserable al 1era trompeta.

Por eso mismo, quien toca segunda trompeta en la sección tiene una gran importancia.  La actitud y la aptitud del segunda trompeta pueden lograr que el 1era trompeta suene excelente o que suene como un músico mediocre y es por eso que la silla de 2da trompeta es una de las menos comprendidas y probablemente, más menospreciadas de la sección.

Mi silla preferida es la de 2da trompeta, en serio.  Pero para eso, necesito que quien toque 1era trompeta sea consistente y falle poco.  Si no es así, nunca sabré dónde cortar mis notas o dónde tocar un poco más fuerte para apoyarlo, o dónde tocar más suave para ayudarle a “cantar”.

Si soy quien está tocando 1era trompeta, necesito que mi 2da trompeta esté pendiente a salvar mi vida (labios) y a ayudarme cuando lo necesite.  Necesito que me siga en donde corto las notas, que siga mis respiraciones, que a veces siga mis vibratos, que me siga en la duración de mis “drops” y lo más importante, que NUNCA toque más fuerte que yo.  Nunca.  Puedo tocar con bastante volúmen, pero muchas veces decido tocar con un tono que proyecte y que sea lo suficientemente fuerte como para que la banda entera me escuche, pero no más fuerte que eso (digo, asumiendo que la banda esté tratando de escucharme, pero eso es otro tema).

Esto tiene muchos aspectos y solamente quiero abrir la puerta a un compartir en cuanto al tema.  Todos queremos y necesitamos tocar en una sección de trompetas balanceada.  Eso no siempre se puede lograr por la falta de conocimiento de algunos y el Súper Ego de otros.  Dicho esto, es posible sonar espectacular como sección sin importar quién esté tocando con quién.

El 2da trompeta es alguien que tiene un gran valor.  Trátalo bien.  Puede hacerte la vida imposible, hasta matarte, je je.

28 Breve pregunta para ingenieros de sonido

A base del artículo en cuanto al micrófono, un compañero trombonista me preguntó acerca de la utilidad del famoso círculo de acrílico que varias personas usan para tratar de escucharse mejor en situaciones de mucho volúmen. Hace poco hablé con un gran ingeniero de sonido de Puerto Rico y me dijo que el círculo de acrílico saca el micrófono de fase, o algo así (quizás las palabras que utilizó fueron algo diferentes).

¿Podrían, por favor, explicar un poco más en cuanto a esto los compañeros ingenieros de sonido?

Gracias.

27 Recomendaciones generales

1.  A veces se nos olvida que la trompeta es un instrumento de viento.  ¡Respira!  Asegurate de tomar suficiente aire a base de lo próximo que tienes que tocar.  No pienses tanto en el diafragma, pero concéntrate en usar los abdominales.  De todos modos, esa es la tendencia natural al tocar.

2.  Tu mente es tu mayor amiga o enemiga.  Atiéndela.  Hay muchas opciones:  meditación,  ejercicios de concentración, oración, visualización, sicólogos, libros de auto ayuda y tantas otras cosas que ayudan a este tan importante aspecto de nosotros como seres humanos.

Muchos de los “problemas” que creemos tener para tocar trompeta se pueden eliminar si atendemos la mente.  Busca y definitivamente vas a encontrar algo a tu gusto y que te ayude mucho.  También al hacer esto, mejorarás como ser humano.  Eso no tiene precio.

3.  Usa la mejor postura posible cuando vas a tocar, ya sea de pié o sentado.   No toques con una pierna cruzada cuando estés sentado, pues esto te podría lastimar algún músculo de la espalda y quizás hasta te podría causar una hernia.

4.  En vez de practicar más (cantidad), practica MEJOR (calidad).  De poco vale practicar 8 horas si  estás haciendo 10 cosas mal.

5.  Si al practicar sientes molestia o dolor, deja de tocar y ponte a descansar.  El tiempo de practicar no es de tortura.  Es de adquirir entendimiento.  Para desarrollar musculatura en un gimnasio, es necesario algo de dolor.  Pero para el labio, CUIDADO!  Nunca te excedas, por favor.  Además, lo que le funcionó a aquel, no necesariamnete te va a funcionar a tí.  Quizás haya que hacer una pequeña variación en tu caso.  Usa la lógica.  Solo tú y/o tu maestro se darán cuenta.

6.  No eres el único que tiene problemas.  Repite:  “No soy el único que tiene problemas”.

Todos tus héroes en el instrumento han tenido que investigar, leer, preguntar, analizar, encontrar, tratar, descifrar y llegar a entender de forma práctica lo que hay que hacer para lograr el efecto deseado.  No te desesperes si no te sale hoy, ni mañana, ni pasado mañana.  Sigue descifrando.  Esto no es una carrera de 100 metros, es un maratón.

7.  El registro agudo no es lo más importante.  Si lo ves así, te quitas presión interna y será más fácil desarrollarlo.  Por otro lado, si todo lo que quieres hacer es tocar notas agudas, no vas a desarrollar los otros aspectos del instrumento.  Entonces, si solo desarrollas el registro agudo, solo te van a llamar para tocar notas agudas y cuando haya que hacer música (95% de las veces), llamarán a otro.

8.  Cada nota es importante, trata cada nota como algo que tiene vida (la tienen).

9.  En cuanto a las boquillas, lée esto: http://luisaquino.com/2009/12/30/so-what-mouthpiece-do-you-use/ La versión en Español está al final de la versión en Inglés.

10. Escucha mucha música, no solo de trompeta, sino de cualquier instrumento y de cualquier estilo.

11. Imita a tus héroes, pero encárgate de desarrollar lo tuyo.  Cada cual viene con su talento especial.  Encuentra el tuyo, acéptalo y desarróllalo.

12. Si estás practicando y algo no te sale, no te desquites con la trompeta.  Simplemente, descansa.  Sal a caminar, mira los árboles, la naturaleza, lo que sea, pero saca la trompeta de tu mente por un rato y vuelve a intentar.  Recuerda, esto es un maratón.

13.  Aprende a tocar piano, aunque sea de forma “funcional”.  Me refiero a acordes y algo de escalas.  Yo no he dominado esto aún, pero  entiendo su importancia.  El piano (o inclusive la guitarra) te ayuda a escuchar “verticalmente”.  De ese modo, desarrollarás tu oído para cuando estés tocando trompeta con un grupo, te enteres de que hay notas que necesitan ajuste de afinación por su ubicación en la armonía y a base del acorde del momento.

14. Entiende que me es imposible escribir todo en estas recomendaciones.  Sigue buscando y aclarando dudas.  Lo que he aprendido y entendido, no ha sido a base de una sola fuente.

15. ¿Mencioné que esto no es una carrera de 100 metros, sino un maratón?

30 Emails y comentarios que he recibido

He recibido muchos emails y comentarios acerca de peticiones de ayuda en cuanto al registro agudo del instrumento.  Con todo mi amor les digo que en cuanto a eso, no existen atajos, ni fórmulas mágicas.  Lo que sí existe, son formas diferentes de ver ese aspecto y así, ir eliminando las barreras al registro.  Si Maynard estuviera vivo y le preguntáramos, su punto de vista sería muy distinto al de muchos de nosotros.  Por eso el era él y nosotros, pues, mortales, je je.

Yo estoy trabajando a diario para mejorar mi registro y sonido y he aprendido ciertas cosas que me han ayudado.  Me han costado mucho sudor y no pocas lágrimas.  También, me han costado dinero y esfuerzo, pues he tenido que viajar a ciudades lejos de mi casa y también volar  a Estados Unidos varias veces para ver a los maestros que enseñan ciertas cosas que he necesitado aprender.

Muchas veces tampoco es posible ayudar a alguien sin verlo frente a mí y descifrar lo que está haciendo con su técnica, bueno o malo.  Tampoco es justo darle gratis a una persona lo que otros han pagado para recibir.  ¿Entienden?  No es fácil ser claro en cuanto a esto, sin crear malos entendidos.

Hay ciertas recomendaciones generales que puedo dar y hay otras más específicas, que guardo para mis estudiantes y para un libro que estoy haciendo.

En el libro, el registro es parte de lo que cubro, pero es mucho más que un libro acerca de registro.  No soy un trompetista de registro ilimitado.  Tengo limitaciones.  Pero hay cosas que se me hacen fácil y otras, aunque no tan fáciles, he encontrado formas de mejorarlas.  Nadie es perfecto.  Mi meta, es ayudar a que los “problemas” que alguien pueda tener en el instrumento sean menos grandes y ayudar al mejor entendimiento en general.  También, como sabemos, hay cosas que un libro logra y hay cosas que el maestro desarrolla en su estudiante.

Habrá veces en las que puedo contestar una pregunta completamente y habrá veces que no.  Yo seré lo más claro que pueda. Todos tenemos situaciones en el instrumento que queremos mejorar.  No se desesperen nunca.

Todo tiene solución.

15 Sucesos que me han puesto a pensar

Tengo 43 años, esa edad en la que, aunque aún joven, ya has pasado por pérdidas de personas queridas, tanto tuyas como de amigos y has perdido compañeros de trabajo, ya sea por enfermedades o por accidentes. Edad en la que has perdido mascotas, tenido uno o más reveses económicos y alguno que otro divorcio.

Anoche me “atacó” el pensamiento de la realidad que vivimos los músicos en cuanto a que NADIE nos provee seguro de salud, seguro de vida ni plan de retiro. Caramba, a veces ni un baño nos proveen en algunas fiestas privadas… Y ni hablar de el hecho de que no hay un gobierno dándonos “becas” para operar y facilidades para conseguir un préstamo para una casa con términos muy beneficiosos, bendiciones que disfrutan agricultores y militares.

La vida como músico es dura y muchas veces, poco glamorosa, aunque estés tocando con el “más pegao”.

¿Te has detenido a pensar qué pasaría si caes enfermo o tienes un accidente y no tienes seguro de salud?

¿Has considerado qué le pasaría a tu esposa e hijos si te vas de este mundo “antes de tiempo”? ¿No tienes esposa o hijos? Quizás tienes vivos tus padres y les das esa ocasional ayudita que a veces es necesaria.

¿Qué pasaría? ¿Tienes seguro de vida? ¿No has comprado un seguro de salud porque están caros o porque te sientes bien? ¿Tienes forma de saber de dónde vendrá el dinero cuando ya no puedas tocar?

Todas esas preguntas me las he hecho y he tomado responsabilidad en cuanto a eso.

¿Lo has hecho tú?

Cuidemos de nosotros y de nuestras familias, por favor. Nunca se sabe…

Gracias por leer esto.

Luis.

P. D. No vendo nada de lo que menciono arriba. Solo me dedico a la música.

English Version

Things that have made me think.

I’m 43 years old.  That age where, though still young, you have already lost close family members (yours and others’) and some peers due to illness and accidents.  Age in which you’ve lost a few pets, have experienced one or more economic mishaps and one or more divorces.

Last night I started thinking about the reality we musicians live regarding the fact that NO ONE provides us with health insurance, life insurance or a retirement plan.  Man, in some private parties, we don’t even get a bathroom. (Yeap, I’ve seen it).  The government doesn’t give us “grants” to operate or advantageous terms to buy a house, blessings that are enjoyed by farmers and people in the military.

Life as a musician is hard and many times, not as glamorous as it seems, even if you’re playing with a very popular band.

Have you asked yourself what would happen if you have an accident or fall ill on a bed and you don’t have health insurance?

Have you given the slightest thought to what would happen to your wife and kids if you die “before your time”?  You’re not married and have no kids?  Maybe your parents are alive and you help them here and there.

What would happen?  Have you purchased life insurance?  Haven’t bought health insurance because it is too expensive or you feel fine?  Do you know where the money will come from when you can’t play any more?

I have asked myself all those questions and have made moves to deal with those matters.

Have you?

Let’s take care of ourselves and our families.  We never know…

Thanks for reading this.

Luis.

P. S.  I don’t sell any of the above.  I only work on music.

6 ¿Qué es más importante, la llamada o la música?

Cuando digo llamada, no me refiero a un llamado espiritual, sino a la llamada que entra al celular cuando estamos en un ensayo o en la tarima. ¿Podrías creer que he visto a compañeros músicos contestar una llamada mientras están tocando?  Están en una tarima trabajando y contestan la llamada!   El pianista haciendo un solo y el otro, hablando por teléfono.  Qué falta más descabellada al Código de Etica y a las reglas de tarima.  Espera, no hay código de ética ni reglas de tarima. En vista de esto, ¿qué pasaría si yo me desabrocho el pantalón y orino en la tarima? Ahí me lleva la policía, verdad?

Pues quizás la policía debería llevarse también a quien no respeta la tarima y contesta las llamadas.

Admito que soy adicto a mi Blackberry y que en los ensayos, envío mensajes por el Blackberry Messenger y si prende la luz de mensajes recibidos, verifico a ver de quién es el email que llegó. Esto lo hago en las secciones del tema en las que no toco.  Pero nunca me atrevería a no entrar cuando me toca  por darle prioridad a escribir un texto y mucho menos me atrevería contestar una llamada en un ensayo y muchísimo menos en la tarima, mientras estoy tocando.

¿Estoy mal al pensar que la tarima es sagrada?

¿Deberíamos escribir un Código de Etica en Tarima?

¿Qué contendría ese Código?

English version

What’s more important, the call or the music?

When I say the call I’m not referring to a spiritual call, but to the call that you get to your mobile phone when you are in a rehearsal or on a gig on stage.  Could you believe that I’ve seen fellow musicians answering a phone call while they are playing?  They are on stage working and they answer the incoming call!  The piano player playing a solo and the other guy talking on the phone.  What a complete lack of compliance of the Code of Ethics and to the stage rules.  Wait, there is NO Code of Ethics or stage rules.  That said, what would happen if I put my flier down and pee on stage?  The cops would lock me up, right?

Well, maybe the cops should take away the person who doesn’t respect the stage and answers phone calls while playing.

I admit that I’m addicted to my Blackberry and I text and email during rehearsals.  I do this on the parts that I don’t have to play and I count while I text, ha ha.  I would never dare to miss my entrance for an email.  Much less would I dare answer a phone call while in a rehearsal or God forbid, a gig while on stage.

Am I nuts to think that the stage is sacred?

Should we have a Code of Ethics for the stage?

What would that include?