Desiciones (Parte 2) - luisaquino.com

Desiciones (Parte 2)

He estado pensando un poco más en cuanto a mi comentario anterior donde hablé de mi desición de quedarme en Las Vegas hace unos años y rechazar la oportunidad con Count Basie.
Cuando estás fastidiándote practicando, tienes que coger dos guaguas y tomarte dos horas para llegar a la escuela, no tienes casi qué comer o estás frustrado porque algo no te sale en el instrumento, casi nadie te ayuda.
Cua

ndo tomas varias desiciones bien tomadas y las “casualidades” coinciden con trabajos bien hechos y crece en algo tu fama o prestigio (sea en la carrera que sea), entonces eres “orgullo de tu país”. Eso es una media verdad, pues, no creo que nadie en la música haga las cosas por traer orgullo a su país como su única motivación.
Muchos nos hemos dado cuenta que realmente los puertorriqueños como raza, últimamente, le hacemos bien más rápido a un extranjero que a nosotros mismos. Luego cuando un puertorriqueño hace algo bueno, entonces es “orgullo Boricua”. Bah!En todo en la Vida estamos tratando de sobrevivir, pero es aún más cierto en la música, pues somos pocos los que logramos vivir a tiempo completo de ella. No es fácil y más de una vez se me ha fastidiado el crédito y la he pasado mal de varias maneras, porque soy suficientemente terco como para quedarme en la música, pase lo que pase, gracias a Dios y a mi fuego interno.

Creo que sólo un deportista está pensando en traer una medalla a Puerto Rico y aún así, quien ganó la medalla fué ella o él, que se jodió entrenando y sacrificándose. La medalla no la ganó el país que estuvo mirando las Olimpiadas desde la comodidad de su sofá tomando cerveza.

Las cosas se logran por uno, con ayuda Divina o de quien sea, y tu logro, aunque es bonito que tu país te lo aplauda, sigue siento TU logro y el logro de esos tres o cuatro maestros, profesores, familiares y amigos que creyeron en tí, te apoyaron y lloraron contigo.

Los demás, sólo pretenden robarse tu crédito. Aprécialos, pero no te engañes.

Quien se jodió lográndolo, fuiste tú. Adicionalmente, siempre habrá quien te diga “lo lograste”. Tampoco te engañes, porque siempre falta más por hacer, hasta que nos toque morir. Adelante siempre, por favor.

About the Author

Luis Aquino es uno de los trompetistas más influyentes de Latino America. Le encanta pensar, leer, escribir, practicar trompeta y tocar con músicos de excelencia.

Leave a Reply 4 comments