Edad y música - luisaquino.com

Edad y música

Originalmente escribí este artículo cuando tenía 43 años.  Ahora (junio de 2016) tengo 49.

Dándome cuenta que el reloj no perdona a nadie, especialmente a los que se ponen Botox cada pocos meses y se ven bastante mal y hasta más viejos, decidí añadirle un par de cosas a este artículo.

A mi edad es muy real que el reloj solo va hacia adelante y me alegra que he logrado seguir vigente en mi carrera, a pesar que en Latinoamerica no se respeta a las personas que van entrando en edad.

Si eres joven, no creas que permanecerás de la misma edad toda tu vida.  Quizas no has pensado que como trates a los mayores hoy, te tratarán los más jóvenes a medida que te vayas poniendo “viejo”.

Si eres “viejo”, deberías saber que hay viejos que se convierten en Leyenda.  Una buena meta es conventirse en uno de esos.

Si eres joven y te mercadeas como “lo nuevo”, o como “lo juvenil” y por tu joven edad piensas que eso te hace mejor que el resto del Planeta, cuando pasen unos pocos años, ya no serás “lo nuevo”.  Siempre habrá otros más “nuevos” que tú.  Entonces, ¿qué se hace?  (pregunta retórica).

Lo más importante y útil que podrías estar haciendo es tu trabajo lo mejor posible y no hablar tanto acerca de cómo tu edad te “cualifica” para estar en donde estás en este momento.

Es hasta peor si dentro de tí sientes que mereces estar en el grupo Tal o trabajo X, en vez del “viejo” ese.

Eso es envidia.

La lista de cualificaciones es más larga que solo “juventud”.

Recuerdo cuando era yo el más joven en todos los trabajos que hacía.  Hay vídeos por ahí de cosas que hice cuando tenía 15 años (claro, hay muchos que han empezado siendo más jovenes que eso).

Empecé a grabar profesionalmente siendo muy joven y cuando la línea de músico de estudio y músico de grupo estaba bien definida.  No recuerdo haber tratado a los músicos mayores que yo con algo que NO fuera respeto.

Siempre me callé la boca e hice lo que me decían.  Así, calladito, aprendí.  Hoy en dia, sigo aprendiendo, aunque ahora muchas veces soy el mayor o uno de los mayores en los trabajos que hago.

Y me gusta eso porque soy parte de esas energías y ganas que traen los más jóvenes y eso, combinado con mi experiencia, crea cosas muy buenas en tarima o el estudio.

Soy muy afortunado que a los sitios que voy a trabajar o enseñar, los jóvenes (y no tan jóvenes) me tratan con mucho respeto.  Asumo que es en parte por mi experiencia, trayectoria, les gusta como toco, o simplemente son personas respetuosas y he tenido suerte.  Aparte que según yo, soy repetuoso también.

A los que se han dado cuenta que el reloj NO discrimina, los felicito.   A los que se creen que son viejos porque tienen la edad X, no se sientan mal con ustedes ni se crean que no merecen trabajar o no merecen cosas buenas en la vida.  Todo lo contrario.

En los países latinos no respetan a sus viejos tanto como en otras culturas (la Oriental, por ejemplo).   Pero a tí, que te sientes viejo teniendo solo 30 años, te reto a que sepas que la experiencia da cosas que la juventud por sí sola, no te puede dar.  Aprovecha y gózate la vida.  Cada año es bueno.

Los que hacen ruido diciendo que son jóvenes, se darán cuenta quizás muy tarde, que la edad no tiene mucho que ver en esta carrera.  Cuando uno se pone la trompeta en los labios para tocar, lo que importa es lo que salga por la campana.  A no ser que se trate de un show donde haya que saltar y hacer acrobacias.  En ese caso, alguien más joven tiene ventaja.

Pero para grabar o tocar un show donde sólo se ensaya una vez, la edad no importa.  Más importa la disciplina, talento, conocimiento, respeto a la música, ser capaz de seguir instrucciones y estar consciente que estamos allí para lograr que la música suene a cierto nivel.

Busquemos siempre excelencia y cuando la logremos, no pensemos que es por nuestra edad.  Sepamos que es por muchos factores combinados.

¡Adelante siempre!

About the Author

Luis Aquino es uno de los trompetistas más influyentes de Latino America. Le encanta pensar, leer, escribir, practicar trompeta y tocar con músicos de excelencia.

Leave a Reply 7 comments