La mayoría de los trompetistas quieren ser o llegar a ser 1eras trompetas.  Ha habido situaciones en las que dos trompetistas llegan a un trabajo y ambos quieren tocar el libro de 1era trompeta.  Llegan a casi discutir por el dichoso libro.  ¡Qué estupidez!  Es gracioso que en este caso, el que terminó tocando segunda trompeta, le puede hacer la vida tremendamente miserable al 1era trompeta.

Por eso mismo, quien toca segunda trompeta en la sección tiene una gran importancia.  La actitud y la aptitud del segunda trompeta pueden lograr que el 1era trompeta suene excelente o que suene como un músico mediocre y es por eso que la silla de 2da trompeta es una de las menos comprendidas y probablemente, más menospreciadas de la sección.

Mi silla preferida es la de 2da trompeta, en serio.  Pero para eso, necesito que quien toque 1era trompeta sea consistente y falle poco.  Si no es así, nunca sabré dónde cortar mis notas o dónde tocar un poco más fuerte para apoyarlo, o dónde tocar más suave para ayudarle a "cantar".

Si soy quien está tocando 1era trompeta, necesito que mi 2da trompeta esté pendiente a salvar mi vida (labios) y a ayudarme cuando lo necesite.  Necesito que me siga en donde corto las notas, que siga mis respiraciones, que a veces siga mis vibratos, que me siga en la duración de mis "drops" y lo más importante, que NUNCA toque más fuerte que yo.  Nunca.  Puedo tocar con bastante volúmen, pero muchas veces decido tocar con un tono que proyecte y que sea lo suficientemente fuerte como para que la banda entera me escuche, pero no más fuerte que eso (digo, asumiendo que la banda esté tratando de escucharme, pero eso es otro tema).

Esto tiene muchos aspectos y solamente quiero abrir la puerta a un compartir en cuanto al tema.  Todos queremos y necesitamos tocar en una sección de trompetas balanceada.  Eso no siempre se puede lograr por la falta de conocimiento de algunos y el Súper Ego de otros.  Dicho esto, es posible sonar espectacular como sección sin importar quién esté tocando con quién.

El 2da trompeta es alguien que tiene un gran valor.  Trátalo bien.  Puede hacerte la vida imposible, hasta matarte, je je.