8 Entonces, ¿qué boquilla utilizas?

Ahhh…  La eterna pregunta…  ¿Qué boquilla utilizas?  Durante muchos años mi contestación a esa pregunta fué:  “La boquilla que alguien me recomendó esta semana”.  Yo era un experto en cambiar boquillas bien a menudo.  A veces cada semana, otras, cada mes.  Si fallaba una nota, me cansaba o simplemente tocaba mal en un concierto, ensayo o grabación, siempre le echaba la culpa a la boquilla, nunca a mí.  Pensaba que si no podía tocar bien ese día, se debía a que la boquilla era muy llana o muy profunda, muy pequeña o muy grande, quizás el problema era que estaba muy pulida.  Mi obsesión con encontrar la boquilla mágica no me permitía aceptar el hecho de que cuando yo tocaba mal, era mi culpa.  Sí, mi culpa, por cambiar tanto de boquilla que no le daba tiempo a mis labios para que encontraran la forma de acostumbrarse y descifrar cómo tocar bien con una boquilla en particular.  Si escogía una boquilla porque de primera impresión se sentía bien, la cambiaba rápidamente si a los pocos dias comenzaba a fallar notas.  Estaba buscando perfección en cómo se sentían mis labios y a la vez traratando de encontrar la boquilla que me permitiera tocar un Doble Do y que también me permitiera sonar bien en un Quinteto de Metales.  Eso no existe.

Lo que sí existe es la boquilla correcta para sonar correctamente y en el estilo de música que ese día tienes que tocar.  No es un pecado usar una boquilla para tocar Primera trompeta, otra boquilla para Jazz y una tercera boquilla para tocar música Clásica.  ¡No lo es!  Utiliza tu sentido de lógica y no limites tus alternativas.  Usa la boquilla que se sienta y suene bien en el contexto musical en que estás envuelto en ese momento.  No te mates tratando de tocar Primera trompeta con una 1C (aunque hay quienes pueden).  Tampoco pretendas sonar bien y correctamente en el estilo, si usas una 10E en un Quinteto de metales o en una Orquesta Sinfónica.  No compliques las cosas más de lo necesario.  Decide cuales son las boquillas que vas a usar para diferentes estilos de música y practica con todas ellas.  Y que todo sea por el bien de la Música.

Share

11 En cuanto a los grupos de Secuencia

Llevo días pensando en esto y es un tema SUPER difícil y de esos que genera emociones
fuertes.

Me refiero a los grupos de secuencia.

La tecnología está a favor de las masas.  Ahora cualquiera que no sepa de Música, puede
armar algo que parece Música y si tiene buen oído y sólo un poquito de talento, puede
crear algo parecido a cualquier tema de los clásicos de Salsa, Merengue, Rock, etc en la
tranquilidad de su hogar, sonar aceptable para oídos no entrenados y usarla como le plazca.
Agradezcamos a Garage Band, a Apple y a Steve Jobs…

Como músicos profesionales, de primera intención tendemos a opinar que los grupos de
secuencia son algo que daña el negocio, que no son músicos, etc, etc, etc.

Cuidado.

He visto grupos de secuencia que suenan ESPECTACULARES, porque tienen tremendos cantantes
y los pocos músicos que tocan aparte de la secuencia, son fenomenales.

Las secuencias, hoy en día, son un “mal necesario”, porque ya no es factible tener un
grupo grande todo el tiempo en tarima.

Donde hay que trazar la raya y definir el límite, es cuando hay un grupo con 3
trogloditas y una secuencia, cobrando 25 dólares cada uno por 3 ó 4 horas de trabajo.
Esos son los “daña mercado”. Pero seamos justos. ¿Cuántos de nosotros realmente
quisieramos tocar en un lugar que tiene ese tipo de música?

También, artistas de fama internacional han usado secuencias para apoyar ciertos sonidos,
por años y eso está bien. Las Cuerdas fueron las primeras que sufrieron los embates de
la tecnología. Creo que son pocos los artistas quienes viajan con sección de Cuerdas.

En el párrafo anterior dije que “eso está bien” y habrá quien no esté de acuerdo conmigo.
Pero, pensemos en términos de un líder:

Imaginemos que vas a armar una Gira y que quieres sonidos de Cuerdas, Timpanis, Arpa,
sección gigantezca de Metales, etc.
No hay presupuesto ni Gira que aguante todo eso por mucho tiempo. Te imaginas andar con
50 músicos a cuestas y el dolor de cabeza que sería manejar todo lo que incluye eso? No
parece que sea muy fácil… ¿Cuánto le pagarías a cada uno? Hotel, ¿uno por habitación,
como debe ser? Dinero diario para comidas, ¿le darás la ridícula y establecida por
décadas cantidad de 50 dólares?

Hoy, la Tecnología nos ayuda en muchísimas cosas y la Música no es la excepción.

Hace un tiempo que tengo un estudio en casa para grabarme y lo he usado para grabar
trompetas para clientes de dentro y fuera de Puerto Rico (donde vivo) y para componer.
En ese sentido, me he aprovechado de la Tecnología.

Se de amigos que venden secuencias y viven o han vivido de eso. Se de amigos que se
acompañan de solamente un iPod o de una computadora y JAMAS me atrevería a criticarlos,
porque ellos han visto oportunidades que la Tecnología ha traído, y se han aprovechado de
ellas muy eficientemente y con musicalidad.

Talento, combinado con el buen uso de Tecnología, tiene que ser aplaudido, porque si
decimos con tanto fervor que “la cosa está mala” y estos compañeros están creando sus
negocios inteligentemente, con buena música y cobrando bien, no hay ni una sola razón
para criticarlos. Más bien, debemos admirarlos, porque están viviendo con los tiempos y
del limón hacen limonada y con azúcar.

Además, hay quien no quiere lidear con músicos irresponsables, incumplidos, egocéntricos,
desafinados, mal entrenados, etc. Los buenos músicos cuestan y tenemos que admitir que
los músicos responsables, los realmente responsables y profesionales, son minoría. A veces,
mientras más grande la banda, más dolores de cabeza están garantizados.

Hoy, creo que la música electrónica, la de los mega famosos “DJ’s”, genera muchísimo
dinero y el tipo lo que hace es darle “play” a la computadora (en apariencia). Podríamos
decir que no es siquiera músico. ¿De verdad deberíamos decir eso? Antes de Garage Band,
quizás. Ahora, no estoy tan seguro, porque si alguien crea una melodía o canción, aunque
no sepa música, es un compositor. Y si alguien programa algo y crea una secuencia usando
Tecnología que viene incluida con su computadora, está haciendo algo que muchos músicos
no se atreven a hacer, que es “crear”. Muchos músicos, sólo tocamos. Crear es otra
cosa, componer es otra cosa. Parir Arte, es otra cosa.

Volvamos a los trogloditas. Esos son los que a mí me desesperan. Pero, ese tipo de daña
mercado está en lugares en los que ni toco, ni voy a patrocinar. Por eso los he visto
poco, pero los he visto, jeje.

Y, regresemos a los grupos de secuencia que están haciendo un mega buen trabajo, con buen
repertorio, buenos cantantes y buenos músicos.Para mí, se merecen prosperidad. Podemos ver el vaso “medio vacío” y decir que están tocando con 4 músicos menos de lo que deberían, pero podemos verlo también “medio lleno” y decir que están dándole trabajo consistente a 5 personas. Me refiero a los grupos que cobran bien y suenan con excelencia. Así que realmente estamos separando los buenos de los malos.

El tema es largo. Pero pienso que la tecnología se puede usar a nuestro favor o podemos
seguir criticándola y seguir añorando la época de los “Big Bands” y grupos de 13 músicos.
Esos grupos, espero equivocarme, seguirán existiendo menos y menos. Por eso, nos toca
usar la Tecnología.

(Acá ente nosotros, las Orquestas Sinfónicas cada vez están pasando más trabajo para
generar fondos…).

Como dije al principio, este tema genera emociones fuertes. Veremos los comentarios…

Share

9 Sicología moderna y excelencia

Para que una persona que toca un instrumento logre mejorar cada día, se tiene que enterar si está tocando bien o si está sonando a mierda. Parece que la “sicología” moderna no permite que se le diga al estudiante que está sonando a mierda y los estudiantes esperan que uno se la pase diciéndole lo “lindo” que están sonando cuando sabemos que no es así.
A mí, en diferentes momentos, varios maestros me criticaron fuertemente mi pobre ejecución y fué precisamente eso lo que me motivó a mejorar.
Es una soberana MENTIRA eso de que la crítica le baja la autoestima al estudiante. Me refiero únicamente a momentos en los que se le dice “eso no es así, trátalo de este modo”, “eso suena mal, inténtalo así”, “eso sonó a mierda, míralo de esta otra manera”.
El mundo de la Música es MUY cruel y competitivo. Si no le endurecemos el cuero de la piel a los estudiantes, ¿qué clase de músicos y personas tendremos en el futuro? Si seguimos así, sólo desarrollaremos personas que no serán capaces de sobrevivir en el negocio de la música, ni serán capaces de tocar con excelencia, porque cuando se estaban formando, no se les podía decir que sonaban a mierda. Tremenda receta para seguir bajando el estándar en la ejecución y en la ética de negocio.
Los estudiantes necesitan saber si lo están haciendo bien, pero también necesitan saber, muy claramente, si lo están haciendo mal.

Share

4 Desiciones (Parte 2)

He estado pensando un poco más en cuanto a mi comentario anterior donde hablé de mi desición de quedarme en Las Vegas hace unos años y rechazar la oportunidad con Count Basie.
Cuando estás fastidiándote practicando, tienes que coger dos guaguas y tomarte dos horas para llegar a la escuela, no tienes casi qué comer o estás frustrado porque algo no te sale en el instrumento, casi nadie te ayuda.
Cua

ndo tomas varias desiciones bien tomadas y las “casualidades” coinciden con trabajos bien hechos y crece en algo tu fama o prestigio (sea en la carrera que sea), entonces eres “orgullo de tu país”. Eso es una media verdad, pues, no creo que nadie en la música haga las cosas por traer orgullo a su país como su única motivación.
Muchos nos hemos dado cuenta que realmente los puertorriqueños como raza, últimamente, le hacemos bien más rápido a un extranjero que a nosotros mismos. Luego cuando un puertorriqueño hace algo bueno, entonces es “orgullo Boricua”. Bah!En todo en la Vida estamos tratando de sobrevivir, pero es aún más cierto en la música, pues somos pocos los que logramos vivir a tiempo completo de ella. No es fácil y más de una vez se me ha fastidiado el crédito y la he pasado mal de varias maneras, porque soy suficientemente terco como para quedarme en la música, pase lo que pase, gracias a Dios y a mi fuego interno.

Creo que sólo un deportista está pensando en traer una medalla a Puerto Rico y aún así, quien ganó la medalla fué ella o él, que se jodió entrenando y sacrificándose. La medalla no la ganó el país que estuvo mirando las Olimpiadas desde la comodidad de su sofá tomando cerveza.

Las cosas se logran por uno, con ayuda Divina o de quien sea, y tu logro, aunque es bonito que tu país te lo aplauda, sigue siento TU logro y el logro de esos tres o cuatro maestros, profesores, familiares y amigos que creyeron en tí, te apoyaron y lloraron contigo.

Los demás, sólo pretenden robarse tu crédito. Aprécialos, pero no te engañes.

Quien se jodió lográndolo, fuiste tú. Adicionalmente, siempre habrá quien te diga “lo lograste”. Tampoco te engañes, porque siempre falta más por hacer, hasta que nos toque morir. Adelante siempre, por favor.

Share